miércoles, 10 de julio de 2013

Velocísimo cuarto encierro de San Fermín 2013, con toros de Victoriano del Río

La ganadería pulveriza récord con una carrera de 2 minutos 13 segundos 

Los victorianos hacen el encierro más rápido de los sanfermines 2013










ANA B. G. FLORES / (CON COMENTARIOS DE JAVIER SOLANO) 

10.07.2013 - 08:06h


El cuarto encierro de los sanfermines 2013 con toros de Victoriano del Río ha sido rapidísimo, bonito y limpio. La ganadería madrileña ha pulverizado su propio récord al completar una veloz carrera de 2 minutos 13 segundos que no ha dejado corneados.


La manada ha corrido muy junta, guiada por los cabestros, y a un ritmo vertiginoso ha volado sobre los adoquines durante los 850 metros del recorrido que se encontraba lleno de corredores en su última parte.


Una carrera "apretada" y con numerosas caídas, contusiones, y mozos arrollados por una torada que ha avanzado muy compacta, excepto al llegar al último tramo de Estafeta donde uno de los astados ha resbalado aunque se ha repuesto en pocos segundos.







Precisamente, la rapidez de los morlacos ha sorprendido a numerosos mozos que han luchado por esquivarles y han recibido abundantes golpetazos al rebotar contra los muros y el vallado. Y es que los victorianos han firmado el encierro más veloz en lo que llevamos de sanfermines y han hecho honor a su fama de avezados sprinters.


Los mozos, a trompicones



La manada ha arrancado puntual con los cohetes y ha corrido muy hermanada desde el principio, aunque uno de los astados se ha adelantado a sus compañeros y ha comenzado a coger velocidad y ha protagonizado los primeros momentos de peligro con saltos de los mozos y golpes contra el vallado.


De esta manera, el grupo ha enfilado limpiamente la Curva de Mercaderes donde ha arrollado a algún corredor que ha quedado tendido en el suelo pero sin cornearle.


En este tramo, uno de los golpes más espectaculares lo ha sufrido mozo que corría muy lento y al que un astado ha enganchado de la camiseta y ha lanzado contra la pared. Sus gafas han salido despedidas en este momento de tensión.


En Estafeta, los mansos se han puesto al frente de la torada a la que han conducido por el centro de la calle, los astados han avanzado lanzando alguna embestida hacia la margen izquierda aunque sin consecuencias.


Guiados por los bueyes, los seis toros negros han enfilado el tramo de Telefónica,donde uno de los astados se ha resbalado aunque se ha levantado sin mayores consecuencias y ha alcanzado con rapidez al resto de sus hermanos.


La manada, estirada y con un toro algo retrasado cerrando el grupo, ha entrado en el coso y ha sido conducida a chiqueros por los dobladores sin problemas.


Los más veloces



Los toros de Victoriano del Río llegados desde la localidad madrileña de Guadalix de la Sierra han brillado en este cuarto encierro de la Fiesta y han hecho gala de poco peligrosos, ya que solo han dejado tres heridos por traumatismos, según han informado los servicios sanitarios pamploneses.


Es un ganado considerado muy rápido que a menudo suele batir sus propias marcas, tal y como ha ocurrido este miércoles. Una manada que suele correr muy junta, sin dejar mucho espacio para las carreras sueltas y laterales pero que permite el lucimiento de los corredores, tal y como hemos visto en esta cuarta jornada que alcanza el ecuador de sanfermines.


Los seis toros, que debutaron en Pamplona en 2010, protagonizarán el cartel estrella de la Feria en la que lidiarán los diestros Alejandro Talavante, Julián López 'El Juli' y Morante de la Puebla. Un plantel que han despertado máxima expectación en el coso pamplonica.