lunes, 22 de julio de 2013

Un terremoto de magnitud 6,6 deja al menos 22 muertos y más de 200 heridos en China

Hay varias decenas de heridos y la cifra de muertos podría seguir aumentand

 El 80% de las viviendas de los pueblos cercanos puede haberse derrumbado

 El oeste de China es una zona de frecuente actividad sísmica










RTVE.es / AGENCIAS


22.07.2013 - 07:36h


Al menos 47 personas han muerto y otras 200 han haber resultado heridas en China tras un terremoto de intensidad 6,6 registrado en la provincia noroccidental de Gansu, según ha informado la agencia oficial Xinhua.


El seísmo se ha producido a las 07.45 hora local del lunes (01:45 hora peninsular española) entre los condados de Minxian y Zhangxian de la provincia, según datos del Centro de Control Sismológico de Gansu.


Según las autoridades locales, la mayoría de los municipios de la provincia se han visto afectadospor el temblor y trece localidades aún siguen aisladas, por lo que no se descarta que el número de fallecidos pueda aumentar en las próximas horas.


Un minuto y medio de temblor



El hipocentro del seísmo se ha registrado en la ciudad de Dingxi, a unos 170 kilómetros al este de la capital de la provincia, Lanzhou, y a 20 kilómetros de profundidad, según las fuentes.


Un reconocimiento preliminar ha localizado unas 5.600 viviendas que sufrieron daños y en algunos de los pueblos cercanos al hipocentro, como Meichuan o Puma, hasta el 80% de las casas se han derrumbado, informan varios medios locales.


Los testimonios locales citados por Xinhua apuntan que el temblor ha durado aproximadamente un minuto y ha sacudido los árboles y casas de la zona. En algunos de los pueblos cercanos al hipocentro, hasta el 80 % de las viviendas se habrían derrumbado, según informan varios medios de comunicación locales.


El seísmo se ha notado también en Lanzhou y hasta en la ciudad de Xian, capital de la provincia colindante de Shaanxi.


Se han registrado hasta seis réplicas



La zona ha sufrido seis réplicas, la más severa de magnitud 5,6, que se ha producido una hora y media más tarde del primer temblor, a las 9:12 hora local (03:12 hora peninsular española).


La Administración Sismológica de China ya ha puesto en marcha un plan de respuesta de emergencia frente al seísmo y ha enviado equipos de socorro a la zona afectada. Soldados del Ejército de Liberación Popular, policías y más de 300 voluntarios de la provincia han sido enviados a la región afectada para ayudar con las tareas de rescate.


El oeste de China es una zona con frecuente actividad sísmica. En abril de 2010, un terremoto de 6,9 grados en la provincia occidental de Qinghai (meseta tibetana) causó la muerte de casi 2.700 personas.