jueves, 18 de julio de 2013

Soria: España actuó "en base a derecho" en las bonificaciones fiscales al sector naval

Insiste en que el Gobierno estudia recurrir ante el Tribunal de Justicia de la UE

Recuerda que la comisaria Kroes respaldó el tax lease español en 2009









RTVE.es


18.07.2013 - 09:41h


El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha asegurado que España actuó "en base a derecho" en el sistema que bonificaba fiscalmente las inversiones en el sector naval español, por lo que el Gobierno ha ordenado a sus servicios jurídicos que estudien el planteamiento de un recurso ante el Tribunal de Justicia de la UE contra la decisión de la Comisión Europea de ordenar la devolución de parte de esas bonificaciones concedidas entre 2007 y 2011.


En una entrevista en El día menos pensado de RNE, Soria ha insistido en que el Ejecutivo considera que ese sistema de ayudas fiscales al sector naval estuvo apoyado por la seguridad jurídica que dio la anterior comisaria de Competencia, la holandesa Noel de Kroes, al respaldar por carta el tax leaseespañol frente a las críticas que comenzaron en 2009.


Soria ha asegurado que el Gobierno va a seguir defendiendo al sector naval, porque cree que "asiste la razón a inversores, a armadores y a astilleros".


El ministro ha eludido criticar directamente la actuación del vicepresidente de la ComisiónEuropea, el español Joaquín Almunia, quien -según Soria- apelaba en todo momento al criterio de los servicios jurídicos comunitarios. Sin embargo, ha recordado que "ha habido cambios en pocos días" respecto a las posiciones mantenidas por Bruselas al comienzo. Almunia "ha ido flexibilizando la posición", ha indicado el responsable de Industria.


Soria también ha insistido en que el Gobierno ha puesto sobre la mesa "siempre" argumentos jurídicos. "Nunca hemos recurrido a otros argumentos", ha recalcado antes de destacar la actuación de otro de los vicepresidentes de la Comisión, el comisario de Industria -el italiano Antonio Tajani-, "quien hasta ayer no levantó la reserva a esa decisión porque creía que era perjudicial, no solo para la industria naval española, sino para toda la industria naval europea".


Ha destacado que la alternativa "no es que los barcos dejen de construirse en España para irse a Holanda, a Francia o a cualquier otro país europeo. El problema es que esa construcción donde se va es a Asia, a los astilleros coreanos o chinos. Por tanto, en Europa tienen que empezar a pensar que no solo hay que defender teóricamente el discurso de la reindustrialización", ha advertido.


La seguridad jurídica de las actuales inversiones, garantizada



El responsable de Industria ha querido transmitir tranquilidad a los astilleros al recordar que, "desde enero pasado, ya tenemos un sistema nuevo de tax leasepara que pueda haber seguridad jurídica para esas inversiones en el sector naval".


Ante la pregunta de si el Gobierno español podría adelantar esas cantidades que hay que devolver a la Hacienda española, José Manuel Soria ha señalado que "no se trata de que Estado adelante unas cantidades, sino que se trata de minimizar la cuantía de las devoluciones". Precisamente, la patronal de los astilleros privados ya ha solicitado al Ejecutivo esa reducción, ya que será el Ministerio de Hacienda español el que fije la cuantía que deberá recuperar el erario público.


"Se han definido una reglas muy complejas, que no son fáciles de interpretar, y ahora se está trabajando para determinar cuál es la cuantía afectada por esta devolución", ha explicado el ministro de Industria.


Almunia: se han exagerado las consecuencias de la decisión



También ha hablado este miércoles el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, quien ha reiterado que la decisión de Bruselas "no se dirige contra el naval" -un sector que, a su juicio, saldrá adelante-, "sino contra quienes, por invertir un dinero sin ser navieros y sin tener relación con el sector naval, se beneficiaron indebidamente de unas desgravaciones fiscales, y tienen que devolver ese dinero a la Hacienda española".


En una entrevista en la Cadena SER, Almunia ha reconocido sentir "vengüenza" por algunas de las cosas, "totalmente exageradas", que se han dicho al respecto en España.


El comisario europeo ha asegurado que le "duele" ver "cómo se juega con el miedo de gentes, primero, que no tienen ninguna obligación de devolver un solo euro, porque no han recibido ayudas -quienes recibieron ayudas son los inversores, no son los astilleros, no son los navieros-, y segundo, cómo se han exagerado hasta límites más allá de lo que uno podía imaginar las posibles consecuencias de una decisión".


Al igual que el ministro Soria, Almunia ha recordado que en la actualidad España cuenta con un sistema de apoyo a la financiación de la construcción de barcos "perfectamente legal, porque ha sido negociado, publicado en el BOE en España, y que cuenta con todas las bendiciones y pronunciamientos favorables de la Comisión Europea".