lunes, 15 de julio de 2013

Rajoy niega cesiones al chantaje de Bárcenas y recalca que seguirá al frente del Gobierno

El presidente insiste en que "el Estado de derecho no se somete a chantajes" 

Afirma que cumplirá su mandato para defender "la estabilidad del país"










DANIEL FLORES - MADRID 

15.07.2013 - 15:18h




El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha negado cualquier cesión como resultado de unchantaje por parte del extesorero del PP y exsenador, Luis Bárcenas, justo después de que este haya reconocido ante el juez que investiga el caso Gürtel la autoría de los papeles sobre la supuesta contabilidad B del PP. Además, y ante las peticiones de la oposición para que dimita, ha asegurado que seguirá al frente del Ejecutivo para defender la "estabilidad del país".


Rajoy, que ha respondido las preguntas de la prensa tras la cumbre bilateral que ha mantenido en La Moncloa con el primer ministro polaco, Donald Tusk, ha querido trasladar que en ningún momento su Gobierno ha actuado para aplacar al extesorero del PP, a pesar de que ha reconocido haber intercambiado mensajes sms con Bárcenas, tal como desvelaba el diario El Mundo este domingo.



Ni se ha producido ni se va a producir ningún tipo de indicación, sugerencia o presión



“El Estado de derecho no se somete a chantaje”, ha repetido hasta en tres ocasiones el líder del Ejecutivo, recalcando a su vez que “ni se ha producido, ni se esta produciendo ni se va a producir ningún tipo de indicación, sugerencia o presión a la administración de justicia, la policía ni la administración tributaria”.







Rajoy no contesta a Bárcenas



Rajoy ha manifestado, ante la insistencia de los periodistas, su hastío por responder preguntas relacionadas con Luis Bárcenas -“Un presidente del Gobierno no puede estar saliendo cada día al paso de todas las insinuaciones o rumores que se vayan produciendo”, ha comentado-, por lo que se ha remitido a la comparecencia pública que realizó en febrero para abordar el asunto y al debate sobre el estado de la nación.



No voy a polemizar con nadie. Cuando tenga algo que decir, lo diré



En este sentido, no ha querido responder a ninguna de las acusaciones vertidas por el extesorero tanto en la prensa como en sus declaraciones ante la justicia: "No voy a entrar en detalles ni voy a polemizar con nadie. Cuando tenga algo que decir, lo diré".


Con todo, el líder del Ejecutivo si ha querido aclarar que los mensajes intercambiados con Bárcenas hasta marzo de este mismo año, a su juicio, “lo único que hacen es ratificar lo que les he dicho antes, que el Estado de Derecho no se somete a chantaje y que las administraciones seguirán actuando con absoluta independencia”.


El presidente descarta dimitir



Además de negar cualquier tipo de influencia de Bárcenas sobre la actuación del Ejecutivo, Rajoy ha querido dejar claro que no dimitirá, como le reclama la oposición: “Yo voy a defender la estabilidad política y voy a cumplir el mandato que me han dado los españoles”, ha recalcado.