sábado, 20 de julio de 2013

¿Por qué los peces se agrupan formando bancos?

Migran en grupo para minimizar la fricción con el agua 

Se reúnen en grandes grupos para evitar a los depredadores

 Hay bancos gigantescos de hasta 4 kilómetros de largo












América Valenzuela RTVE


19.07.2013 - 21:27h


En las aguas de los mares y océanos los peces se congregan formando gigantescos masas de movimientos hipnóticos. Millones de individuos se mueven coordinados en la misma dirección, precisos y elegantes. Por qué y cómo lo hacen son cuestiones que los biólogos marinos conocen bien.  


“Los peces se agrupan en bancos o cardúmenes por dos motivos principales: para protegerse y para migrar”, explica a RTVE.es Pablo Carrera López, científico delInstituto Español de Oceanografía (IEO). Se juntan para minimizar las posibilidades de que los encuentre un depredador en la inmensidad del océano. “La evolución favorece a estos individuos que se agregan, por eso ha prosperado este comportamiento”, ilustra el biólogo. Además si los encuentran, muchos sobreviven al ataque, algo muy improbable si el individuo está solo.


Por otro lado, los bancos son la formación más eficaz para viajar largas distancias. Como las aves en sus migraciones o los pelotones de los ciclistas, los peces se mueven de manera sincronizada para viajar más rápido y gastar menos energía. “Al ahorrar esfuerzo, los peces necesitan menos alimento y esto favorece su supervivencia”, explica Carrera de nuevo haciendo referencia a la selección natural.


El baile sincronizado de los cardúmenes es uno de los de los fenómenos de la naturaleza más asombrosos. No se golpean entre ellos, mantienen la distancia adecuada y no pierden el ritmo gracias a “la información que obtienen de su entorno a través de un órgano sensorial llamado línea lateral, que recoge las vibraciones y turbulencias del agua”, comenta Carrera. También usan la vista: “Los peces tienen los ojos en los laterales de la cabeza, se miran constantemente mientras nadan para coordinar sus movimientos”, apostilla.


A diferencia de los mamíferos marinos, delfines o ballenas, que colocan a los individuos más débiles y jóvenes en el interior del grupo cuando nadan, los grupos de peces sontodos de la misma edad aproximada y del mismo tamaño. “Formando grupos de individuos del mismo tamaño son más eficaces en la natación y minimizan la fricción con el medio”, explica el biólogo del IEO. “Los peces se reúnen para migrar en busca de comida, así que se agrupan por tamaño ya que según este se alimentan de una manera u otra “, añade Ricardo Aguilar, director de investigación de la asociación conservacionista Oceana Europa.


Las especies que forman los bancos más grandes conocidos son anchoas, sardinas o lanzón. “Son especies pequeñas, en un lugar bajo en la cadena trófica y por lo tanto susceptibles de ser devoradas, que forman grupos muy compactos y numerosos”, comenta Aguilar. Los más grandes documentados, de cerca de 4 kilómetros de largo y toneladas de masa, son de sardinas y se localizan en Sudáfrica y Japón.


Aunque no todas las especies de peces se reúnen formando bancos -hay peces solitarios y peces que forman pequeños grupos dispersos, como los meros, los tiburones o las lampúas-, sí hay bancos allá donde haya peces. En los helados y oscuros fiordos se esconden en invierno hay grandes bancos de arenques, sumidos en una especie de hibernación. Quietos, reposan grupos de hasta 3 kilómetros de longitud y medio kilómetro de anchura. También hay cardúmenes en la quietud de las profundidades abisales. A medio kilómetro de profundidad los peces linterna se reúnen en gigantescos bancos de millones individuos.