jueves, 18 de julio de 2013

Más de 1.460 jóvenes logran un contrato de trabajo a través de los Centros Locales de Empleo


CARM


Estos centros han ofrecido información y orientación en la búsqueda de empleo a 57.634 jóvenes menores de 30 años, de los que 24.645 son hombres y 32.989 mujeres






Un total de 1.465 jóvenes menores de 30 años han resultado beneficiarios de medidas activas de inserción laboral, fruto de los servicios de información, orientación y acompañamiento en la búsqueda de empleo desarrollados en el marco del programa de Centros Locales de Empleo para Jóvenes, coordinado por la Consejería de Presidencia, a través de la Dirección General de Prevención de Violencia de Género, Juventud, Protección Jurídica y Reforma de Menores.




El programa ha contribuido a que 894 mujeres y 571 hombres en situación de desempleo accedieran a un contrato de trabajo, al tiempo que ha posibilitado la contratación de 263 jóvenes inmigrantes, 28 personas con discapacidad y 5 personas en riesgo de exclusión social.


Además, el programa de microcréditos, instrumento ofrecido desde los Centros Locales de Empleo, ha concedido 14 microcréditos a jóvenes emprendedores para financiar sus proyectos laborales en diferentes municipios de la Región, como Lorca, Cartagena, Mazarrón, Molina de Segura, San Pedro del Pinatar y Yecla.


Estos son los datos que se desprenden del balance del programa, analizado hoy por la directora general de Prevención de Violencia de Género, Juventud, Protección Jurídica y Reforma de Menores, Verónica López, y los técnicos de los Centros Locales de Empleo de los ayuntamientos de la Región, financiados por el Fondo Social Europeo y el Gobierno regional.


Verónica López señaló que estos centros se posicionan como "como primera herramienta de atención sobre los recursos existentes en materia de empleo y autoempleo" a escala municipal y regional, así como de aquellos servicios que incidan en aspectos susceptibles de mejorar el acceso al empleo de la población joven.


La directora general indicó que los jóvenes son un colectivo con dificultades a la hora de su inserción laboral, por lo que estos centros "ofrecen acciones de acompañamiento para el acceso a los recursos tanto públicos como privados, intermediación entre las empresas y la población joven desempleada y acciones de formación y de fomento del empleo de mujeres jóvenes en sectores que eviten la segregación ocupacional".


Más de 57.600 atenciones


A estos centros se han acercado un total de 57.634 jóvenes menores de 30 años, 24.645 hombres y 32.989 mujeres, para recibir información y orientación en la búsqueda de empleo, asesoramiento para la participación de los usuarios en recursos formativos y la elaboración de un diseño de itinerarios individualizados de inserción laboral.


Las personas que más uso hicieron de ese servicio fueron los jóvenes desempleados, con 46.590 usuarios, seguidos por personas inactivas y por empleadas. En cuanto a su formación, la mayoría de los usuarios tienen la de Educación Secundaria Superior y Educación Postsecundaria no superior.


Asimismo, se ha atendido a 19.191 jóvenes, de los cuales 11.097 son inmigrantes, 6.062 usuarios con personas en situación de dependencia a su cargo, 1.802 personas con discapacidad, 28 personas desfavorecidas y 202 pertenecientes a minorías.