lunes, 15 de julio de 2013

CARTAGENA/ El 'botelleo' ensucia la imagen del mercadillo de Cabo de Palos



Los comerciantes, que tuvieron que limpiar antes de poder montar y abrir con una hora de retraso, se quejan de la ausencia de policías 






15.07.13 - 01:36 - 




Decenas de bolsas hechas jirones, botellas de cristal y plástico de bebidas alcohólicas y de refresco, orines e incluso restos de heces recibieron ayer a los comerciantes que llegaron a las seis de la mañana a la explanada del Centro Comercial Las Dunas en el que cada domingo funciona el mercadillo de Cabo de Palos. No había policías para despejar el lugar de 'botelleros', ni tampoco empleados municipales que pudieran limpiarlo para que los vendedores empezaran a montar sus puestos. Así que tuvieron que ser ellos quienes hicieran esa ingrata labor, con el consiguiente retraso de más de una hora en el inicio de su actividad.




«No es una novedad. Todos los veranos nos encontramos con lo mismo. Pero esta es la primera vez en que hay tanta gente este verano; más de 500 personas. Y además, yo que vengo habitualmente a este mercadillo, he visto a la gente más 'pasada' que otros años», explicó Francisco Mula, vicepresidente de la asociación local de vendedores.


La paulatina llegada de compañeros de Mula fue haciendo que los jóvenes desalojaran la explanada. «Solo hubo un caso en el que tuvo lugar una discusión con un chico que no se quería ir. Habitualmente no pasa nada, entran en razón y se marchan; pero si hubiera algún problema no habría Policía para solucionarlo. Ayer, desde luego, no la había», comentó este comerciante.


Según su versión, los agentes no aparecieron hasta las siete y media de la mañana, cuando los comerciantes ya habían limpiado parte de la basura. Y los trabajadores municipales encargados de despejar la zona de desperdicios llegaron pasadas las ocho. «Para entonces ya no hacía casi falta. Si hubiéramos tenido que esperar a que fueran ellos los que quitaran la basura, habríamos perdido la mitad de la mañana», indicó Mula.


Agente de baja


La ausencia de efectivos se debe, según informó el Sindicato de Policías Locales de la Región (SPLR), a que desde la concejalía de Seguridad Ciudadana no se consideró necesario reforzar los servicios del fin de semana que acaba de concluir, pese a la existencia de un agente de baja. Ese agente sigue apareciendo como activo en los partes de servicio, aseguraron desde el sindicato. Sin embargo, su ausencia supuso que en la noche del sábado hubiera tres patrullas en lugar de cuatro y que en las mañanas del sábado y del domingo, solo funcionara una, recalcó el sindicato.