jueves, 18 de julio de 2013

Blanco: "He sido víctima de un infundio político que ha fracasado; comienza un tiempo nuevo"

El exministro socialista afirma que fue "injustamente acusado"

 El Supremo ha archivado la causa contra él en el caso Campeón









ANA MARTÍN PLAZA 

18.07.2013 - 17:38h




El diputado y exministro socialista José Blanco ha subrayado este jueves que "la verdad se ha abierto camino" después de que el Tribunal Supremo hayaarchivado la causa abierta contra él por tráfico de influencias en el caso Campeón y ha señalado que ha sido "víctima de un infundio político que ha fracaso".


Aunque ha resaltado que "nada puede reparar el daño causado", ha insistido en que lo que ha ocurrido con él "debería servir para que el infundio deje de ser un instrumento político" en la rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso de los Diputados.


Blanco ha asegurado que fue "injustamente acusado" y ha resaltado que para él empieza "un tiempo nuevo" porque ha decidido "pasar página" de una "historia que ha sido dura y difícil" no solo para él sino también para su familia, sus amigos y sus compañeros de partido.


El diputado ha descartado, no obstante, regresar a la primera línea de la política y ha asegurado que no se presentará a las primarias del PSOE gallego. De hecho, ha avanzado que avalará la candidatura del secretario general del PSOE en Lugo y presidente de la Diputación de esta provincia, José Ramón Gómez Besteiro.


Blanco ha recordado que a finales de 2011 ya anunció que dejaría de estar en la primera línea de la política nacional. "Hay que abrir el paso a otra gente, es bueno que algunos demos un paso atrás", dijo entonces en la La Noche en 24 horas.







El exministro ha subrayado este jueves que tal y como él defendió desde el principio las acusaciones vertidas contra él son "total y rotundamente falsas". Blanco ha señalado que siempre tuvo "total confianza en el Estado de derecho" y el convencimiento de que al final se demostraría su inocencia.


El diputado gallego ha expresado su agradecimiento por las "muestras de confianza y apoyo" que ha recibido en los últimos tiempos y ha desvelado que este mismo jueves ha recibido las felicitaciones de algún dirigente del PP aunque no ha querido decir sus nombres.


Blanco: "A Rajoy se le piden explicaciones"



Preguntado sobre si cree que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, debería dimitir por el caso Bárcenas, Blanco se ha mostrado cauto y ha insistido en que lo que pide su partido es que comparezca en el Congreso.


"Lo que se le pide al presidente del Gobierno son explicaciones. Su deber es dar explicaciones cuando se habla de presunta financiación ilegal de su partido", ha afirmado el dirigente socialista que ha asegurado que el PSOE ha pedido la dimisión de Rajoy por no comparecer.


El caso Campeón saltó a la luz el 25 de mayo de 2011 cuando detuvieron a 16 personas, entre ellos, el empresario Jorge Dorribo, por una presunta trama de fraude en subvenciones públicas en Galicia.


El caso saltó a la política nacional cuando en octubre de ese mismo año, El Mundoinformó de que Dorribo entregó 200.000 euros al ministro José Blanco, a través de un primo suyo. Blanco negó las acusaciones desde el primer momento y anunció acciones legales.


Los hechos no corresponden a tráfico de influencias



La Sala Segunda del Supremo ha archivado la causa por tráfico de influencias abierta contra José Blanco en el caso Campeón al entender que los hechos investigados no se corresponden con este delito, en contra del criterio del juez instructor y del fiscal.


Según estos últimos, el delito habría podido cometerse cuando un empresario amigo de Blanco, José Antonio Orozco, le pidió al entonces ministro que influyera ante el alcalde de Sant Boi, Jaume Bosch, del PSC, para conseguir que le concedieran una licencia para construir una nave.


Ante dicha petición, explica Efe, "el aforado solicitó, a través de un secretario de Estado de su ministerio, que un alcalde, que no tiene competencia directa para la concesión de licencias de funcionamiento industrial de naves, recibiera" al empresario, que solicitaba una entrevista para acelerar unos trámites y subsanar unos errores en su expediente, relata en este sentido el auto conocido este jueves.


"Estos hechos no son subsumibles en el tipo penal de tráfico de influencias", afirma tras este relato de hechos el Supremo. El exministro no ejerció "predominio o fuerza moral" sobre el funcionario responsable y la resolución, finalmente favorable al amigo de Blanco, respondió a "criterios técnicos" y no a ninguna influencia exterior al funcionario responsable, señala esta misma agencia.