Mostrando entradas con la etiqueta Iglesia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Iglesia. Mostrar todas las entradas

jueves, 25 de julio de 2013

Más de un millón de jóvenes dan la bienvenida al papa a la JMJ de Río de Janeiro

El papamóvil ha recorrido el paseo marítimo de Copacabana ante cientos de miles de jóvenes 

El papa ha recordado el accidente de la Guayana francesa donde perdió la vida una peregrina

 Copacabana se convierte en el único punto de esta JMJ, debido a las fuertes lluvias en Guaratiba









RTVE.ES / AGENCIAS


26.07.2013 - 04:45h


Más de un millón de personas, según fuentes de la organización de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Río de Janeiro, han seguido en la playa de Copacabana la jornada de bienvenida oficial al papa Francisco en esta JMJ, que arrancó el pasado martes y se prolongará hasta el domingo.


En un ambiente festivo y desafiando al mal tiempo reinante (la lluvia no da tregua en los últimos días), los jóvenes han acogido al papa como a una estrella del pop, entre cánticos, vivas y con miles de banderas de sus países de origen.


"Esta es la juventud del Papa" ha sido uno de los lemas más entonados por los muchachos en esta fiesta de acogida al pontífice de los miles de jóvenes procedentes de 190 países.


El papa Bergoglio ha llegado al encuentro con los jóvenes en el papamóvil, en el que ha recorrido toda el paseo marítimo de Copacabana, de cuatro kilómetros de largo, hasta el lugar donde se ha levantado el palco, en un costado de la playa.


Cientos de miles de jóvenes, algunos tras esperar más de doce horas bajo la lluvia, le han acompañado en el trayecto, mientras Francisco, en su línea, sonriente y feliz, ha besado a niños, saludado a jóvenes y no ha dudado en quitarse el solideo y cambiarlo por otro que le había entregado un joven sacerdote.


Copacabana es ya el punto único de esta JMJ. Además de la misa de bienvenida y la recepción a los participantes, en el mismo paseo marítimo se celebrará la vigilia del sábado y misa dominical con la que termina el encuentro y a la que acudirán al menos tres jefes de Estado sudamericanos (los presidentes de Argentina, Bolivia y Surinam ya han confirmado su asistencia).


La explanada de Guaratiba es un inmenso barrizal tras 4 días continuados de lluvia. Así que las autoridades han decidido suspender los actos previstos en aquel enclave, informa Iñaki Díez, enviado especial de RNE.


Recuerdo a la peregrina que falleció en la Guayana francesa



El arzobispo de Río de Janeiro, Orani Joao Tempesta, le ha dado la bienvenida y ha resaltado que, después de 26 años la JMJ ha vuelto a America Latina (la anterior fue en 1978 en Buenos Aires).


El prelado ha subrayado que la presencia de Francisco fortalece a los jóvenes,muchos de ellos entristecidos "en un mundo de consumismo, egoísmo, desigualdades y falsas alegrías".


Ha recordado, además, que el papa ya ha dicho en diferentes ocasiones -la última hoy ante jóvenes argentinos- que la Iglesia no es una ong y que por ello la presencia de Bergoglio les ayuda a testimoniar a Cristo por todo el mundo.


Francisco ha saludado a todos los asistentes y ha recordado a la joven Sophie Moriniere, que falleció en un accidente de tráfico en la Guayana francesa cuando se dirigía con otros jóvenes a Río para la JMJ. Francisco ha pedido un minuto de silencio en memoria de Moriniere y solidaridad con los heridos.


"Veo en ustedes la belleza del rostro joven de Cristo, y mi corazón se llena de alegría. Recuerdo la primera Jornada Mundial de la Juventud a nivel internacional. Se celebró en 1987 en mi ciudad de Buenos Aires. Guardo vivas en la memoria estas palabras de Juan Pablo II a los jóvenes: "¡Tengo tanta esperanza en vosotros! Espero sobre todo que renovéis vuestra fidelidad a Jesucristo y a su cruz redentora", dijo el papa.


Palabras para Benedicto XVI



Francisco también ha querido destacar que la JMJ vuelve por segunda vez a América Latina y ha recordado que la convocó Benedicto XVI, al que ha enviado un saludo en medio de un fuerte aplauso y los gritos de Benedicto, Benedicto.


El papa ha contado que antes de ir a Río le había pedido a Benedicto XVI que le acompañara con la oración. El papa emérito se lo garantizó y le dijo que seguiría la JMJ por televisión. "Así que ahora nos está viendo", ha dicho Francisco.


El papa ha destacado el gran número de jóvenes allí presentes: ¡Son ustedes tantos!Llegados de todos los continentes, distantes, a veces no sólo geográficamente, sino también desde el punto de vista existencial, cultural, social, humano. Pero hoy están aquí, o más bien, hoy estamos aquí, juntos, unidos para compartir la fe y la alegría del encuentro con Cristo, de ser sus discípulos".


El Obispo de Romaha señalado que en estos días Río se ha convertido en el centro de la Iglesia, "en su corazón vivo y joven, porque ustedes han respondido con generosidad y entusiasmo a la invitación que Jesús les ha hecho a estar con él, a ser sus amigos".


Francisco ha dicho que viendo el mar, la playa y a todos los jóvenes, le recordó el momento en que Jesús llamó a sus primeros discípulos a orillas del lago de Tiberíades.


"Hoy Jesús nos sigue preguntando: ¿Quieres ser mi discípulo? ¿Quieres ser mi amigo? ¿Quieres ser testigo del Evangelio? En el corazón del Año de la fe, estas preguntas nos invitan a renovar nuestro compromiso cristiano" ha añadido el papa, que subayo que ha venido a Río a confirmar a los muchachos en la fe.


Durante la ceremonia un grupo de 150 jóvenes presentaron una representación de la fe del pueblo brasileño, titulada "Río de fe" y después cinco jóvenes, uno por cada continente dieron la bienvenida al papa.


Las banderas de todos los países de donde proceden los asistentes fueron llevadas al palco.


El dinero y el poder no dan la felicidad



El papa Francisco ha pedido a los jóvenes católicos que "pongan a Cristo en sus vidas" y les ha puesto en guardia ante la tentación de ponerse en el centro y de creer que solos construyen sus vidas. El pontífice ha destacado que el tener, el dinero y el poder no es lo que da la felicidad.


"El tener, el dinero, el poder pueden ofrecer un momento de embriaguez, la ilusión de ser felices, pero, al final, nos dominan y nos llevan a querer tener cada vez más, a no estar nunca satisfechos. ¡Pon a Cristo en tu vida, pon tu confianza en él y no quedarás defraudado!", ha dicho Francisco a los jóvenes.

martes, 23 de julio de 2013

La JMJ de Río comienza con una misa de jóvenes en Copacabana sin el papa

Francisco se ha tomado el día libre y no presidirá la JMJ hasta el jueves

 La Cruz de los Jóvenes, símbolo de éstas jornadas, ha dado inicio a la JMJ








Más de medio millón de personas, según el portavoz del Vaticano, ha asistido a la eucaristía en Copacabana con la que ha comenzado la JMJ de Brasil 2013


Más de medio millón de personas han asistido a la eucaristía inicial en la famosa playa de Río de JaneiroEFE/Antonio Lacerda



Ir a fotogaleríaEl papa besa a un bebé durante su recorrido por las calles de Río de Janeiro con motivo de la celebración de la JMJ en Brasil


El papa Francisco regresa por primera vez a Latinoamérica desde su elección como pontífice, con motivo de la JMJ que se celebra en BrasilREUTERS/Ana Carolina Fernande








EFE


24.07.2013 - 06:46h


La XXVIII Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) se ha inaugurado este martes en Río de Janeiro con la llegada de la cruz peregrina y la imagen de la Virgen María al escenario de la playa de Copacabana, donde se han congregado cientos de miles de personas.


El arzobispo de Río, Orani João Tempesta, conduce la misa debido a que el papa Francisco se ha tomado el día de descanso después de la intensa jornada del lunes, cuando llegó a Río de Janeiro.


El sumo pontífice ha aprovechado el día para asuntos privados, como una misa para sus ayudantes y monjas.


Veintiseis años después de la JMJ de Buenos Aires, de 1978, el encuentro mundial de los jóvenes católicos vuelve a América Latina, en esta ocasión a la ciudad carioca, donde cientos de miles de muchachos, en su inmensa mayoría latinoamericanos, esperan ya el momento de dar la bienvenida oficial al papa Francisco, el próximo jueves.


La JMJ se prolongará hasta el domingo la ciudad de Río, con la previsión de que el papa presida los principales actos y misas a partir del próximo jueves, dado que este miércoles visitará el Santuario Nacional de Aparecida.


La Cruz de los Jóvenes abre la ceremonia



Más de medio millón de jóvenes de todo el mundo, según el portavoz del Vaticano, han asistido en la playa de Copacabana de Río de Janeiro a la misa de apertura de la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud, en la que se han recordado las palabras de Juan Pablo II: "América se tu misma, fiel a Cristo" y resiste "ante quienes quieren ahogar tu vocación de esperanza".


A pesar de las desapacibles condiciones meteorológicas, miles de jóvenes han pasado el día entre cánticos, bailes, rezos, catequesis y excursiones por la ciudad carioca y han esperado bajo la lluvia la aparición de los símbolos y el inicio de la celebración.


La ceremonia ha dado comienzo con un grupo de jóvenes que portaban banderas de sus respectivos países, antes de que otro grupo diese entrada de la Cruz de los Jóvenes portada a hombros, así como un icono de la Madre de Dios, también llevado a hombros en procesión.


Esta cruz fue entregada por el papa Juan Pablo II a los jóvenes en 1984 cuando creó estas jornadas y desde entonces ha sido llevada por todos los rincones del mundo y presidido todas las JMJ.


Francisco visita Aparecida este miércoles



El papa Francisco visita este miércoles el santuario mariano de Aparecida, a unos 200 kilómetros al sur de Río de Janeiro. A pesar de que el viaje estaba previsto en helicóptero, el mal tiempo obligará al pontífice a desplazarse en avión, según ha informado el portavoz vaticano, Federico Lombardi.


El de Aparecida es el santuario mariano más grande de Brasil. Allí, Francisco se postrará ante la patrona y oficiará una misa a la que se espera asistan unas 200.000 personas.


Por la tarde, Bergoglio regresará a Río y visitará un hospital de San Francisco de Asís de la Providencia de la ciudad carioca, destinado a jóvenes indigentes, drogadictos y alcohólicos.


El recorrido por la ciudad lo realizará en un coche cubierto.

lunes, 22 de julio de 2013

El papa emprende su viaje a Río de Janeiro para asistir a la Jornada Mundial de la Juventud

Ha sido despedido por el presidente del Gobierno, Enrico Letta

 El papa llevaba personalmente una bolsa negra de viaje

 Río de Janeiro acoge del 23 al 28 de julio la XXVIII edición










RTVE.es


20.07.2013


El papa Francisco ha llegado a Río de Janeiro, donde presidirá desde la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) católica, a la que se espera que asistan en torno a dos millones de jóvenes desde este martes 23 al domingo 28 de julio.


El avión del Pontífice ha aterrizado en el aeropuerto Galeao/Antonio Carlos Jobim de la ciudad brasileña sobre las 16.40 hora local (20.40 hora peninsular) de este lunes procedente de Roma, donde fue despedido por el presidente del Gobierno italiano, Enrico Letta.


La comitiva de vehículos en que el papa Francisco se ha desplazado desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad y ha quedado quedó acorralada por el tráfico de la segunda mayor metrópoli brasileña y por una multitud que ha querido saludar al Pontífice, por lo que ha tenido que parar algunos minutos.


Un error de los guías condujo a la comitiva por los carriles de una céntrica avenida que había sido bloqueada, pero en la que decenas de vehículos estaban detenidos, y no por los carriles que estaban despejados para el paso de la delegación oficial.


La equivocación dejó a la comitiva parada unos cinco minutos junto a decenas de autobuses, lo que fue aprovechado por una multitud para intentar acercarse al Papa, que incluso así mantuvo la ventanilla abierta para poder saludar.


El papa ha volado acompañado del secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone; del Sustituto (número tres del Vaticano) de la Secretaría de Estado, el arzobispo Giovanni Angelo Becciu; o los cardenales Marc Oullet, canadiense, presidente de la Comisión Pontificia para América Latina, y Joao Braz de Aviz, brasileño, prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada.


En Brasil está previsto que se unan el arzobispo de Río de Janeiro, Orano Joao Tempesta; el cardenal presidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, Raymundo Damasceno Assis, y el cardenal Stanislaw Rylko, presidente del Pontificio Consejo para los Laicos, del que dependen las JMJ, y el nuncio, Giovanni D'Aniello.


También le acompañan el Maestro de Ceremonias Pontificias, Guido Marini; su médico personal, Patrizio Polisca; el organizador de los viajes papales, Alberto Gasbarri; miembros de la seguridad del Vaticano y más de medio centenar de periodistas, fotógrafos y cámaras de televisión.


Recorrido de la comitiva



Desde su salida del aeropuerto el Papa abrió la ventanilla del vehículo blindado que lo transportaba para que las personas pudieran verlo y para poder saludar con la mano y bendecir a quienes lo esperaban en las calles.


Los policías en traje civil que corrían junto al vehículo tuvieron numerosos problemas para apartar a los más animados, algunos de los cuales llegaron a tocar la mano del Pontífice.


Los guardaespaldas permitieron que una mujer con un bebé en sus brazos se acercara hasta el vehículo y Francisco tomó al menor con las manos y lo introdujo unos segundos al automóvil para poder besarlo.


Posteriormente el Papa llegó a la catedral, donde subió a un papamóvil abierto y sin blindaje con el que inició un recorrido por algunas calles del centro de la ciudad, una actividad que inicialmente no estaba prevista en la agenda oficial.


Tras su primer encuentro con la población, Francisco se dirigirá al Palacio de Guanabara, la sede de la gobernación de Río de Janeiro, para la ceremonia protocolaria de recepción y para un primer encuentro privado con la presidenta Dilma Rousseff.


Segundo viaje del papa Bergoglio



Este es el segundo viaje del papa Bergoglio (el pasado 8 de julio viajó a la isla italiana de Lampedusa, a un centenar de kilómetros de las costas de norte de África) y el primero internacional, tras ser elegido papa el pasado 13 de marzo.


Durante este viaje, el pontífice realizará 17 intervenciones públicas en la capital brasileña, entre saludos, discursos y homilías. Se trata de la primera JMJ de Jorge Bergoglio desde su elección como papa y supone su regreso a su Latinoamérica natal.


Francisco ha calificado a las JMJ como "semana mundial de la juventud", por el gran número de participantes que se esperan. El papa ha animado a los jóvenes asistentes a buscar a traves de la fe "qué tienen que hacer con sus vidas y cuál es el camino que deben tomar".


Para la semana están planificadas más de 600 actividades, entre las que se encuentran visitas a puntos turísticos emblemáticos y peregrinajes conocidos como "itinerarios de la Fe", que consisten en visitas guiadas a las 34 iglesias de la ciudad. En la agenda también se encuentran actividades de teatro, música, danza, exposiciones que presentan obras del Museo del Vaticano y un ciclo de cine y fe.


Brasil, expectante



Según el Secretario de Turismo de Brasil, Sandro Fernandes, con la visita del Papa, se estima que los casi dos millones de turistas inyectarán unos 539 millones de dólares en Brasil. Los gastos de hospedaje y alimentación se prevee que sumen más de 295 millones de dólares.


Guilherme Franco Netto, director del Departamento de Vigilancia Ambiental y Salud del Ministerio de Sanidad, ha recordado que los servicios sanitarios están preparados para identificar epidemias y actuar para garantizar el buen desarrollo de las JMJ.


Asimismo, el plan de seguridad ha previsto que un total de 14.000 policías velen por la seguridad de los jóvenes asistentes a la cita de Brasil, entre los cuáles se encuentra personal del Ejército, de la Fuerza Aérea, de la Policía Civil, Militarizada, Federal y de Carreteras, Cuerpo de Bomberos, Guardia Patrimonial y Guardia Suiza.


Francisco es el tercer Papa que visita Brasil. Juan Pablo II lo hizo en cuatro ocasiones y Benedicto, una.


La Jornada Mundial de la Juventud es la reunión bianual de jóvenes católicos de todo el mundo creada por Juan Pablo II en 1984. En ediciiones posteriores se ha celebrado en Roma (1985), Buenos Aires (1987),Santiago de Compostela (1989), Czestochowa (Polonia, 1991), Denver (EEUU, 1993), Manila (1995), París (1997), Roma (2000), Toronto (2002), Colonia (2005), Sidney (2008) y Madrid (2011).


Seguridad en la visita al santuario de Aparecida do Norte



La Policía Militarizada (PM) del estado de Sao Paulo ha detonado una bomba de fabricación casera encontrada en uno de los baños del Santuario Nacional de Nuestra Señora de Aparecida, en la ciudad de Aparecida do Norte, el mayor santuario mariano sudamericano que este miércoles será visitada por el Papa Francisco, informaron hoy fuentes policiales.


El artefacto, que tenía una envoltura parecida a la que se usa con dinamita y una mecha, fue encontrado el domingo por personal de la Fuerza Aérea Brasileña(FAB) durante una inspección previa a la visita del papa, prevista para el miércoles.


"Se trataba de un artefacto casero y de bajo potencial lesivo", con "un cuerpo de plástico y envuelto con cinta adhesiva", divulgó hoy en una comunicado la PM, que aclaró que el baño en el que fue encontrada la bomba no sería usado por los fieles durante la misa que oficiará el papa el próximo miércoles.


La FAB accionó al Escuadrón Antibombas del Grupo de Acciones Tácticas Especiales de la PM, encargado de detonar el explosivo. "Vale resaltar que episodios semejantes (como la detonación de artefactos sospechosos) formaban parte del entrenamiento de las fuerzas de seguridad movilizadas en Aparecida y en ningún momento la vida de civiles fue puesta en riesgo", apuntó la nota.


La seguridad en Aparecida do Norte estará a cargo de unos 5.000 hombres de todas las fuerzas de seguridad, con unas 200 patrullas dotadas de equipos de defensa incluso contra ataques químicos.

domingo, 21 de julio de 2013

El papa Francisco preside en Brasil su primera Jornada Mundial de la Juventud

Río de Janeiro acoge del 23 al 28 de julio la XXVIII edición

 Francisco coge el relevo de Benedicto XVI, quien renunció a su cargo en febrero

 La organización espera alrededor de dos millones de asistentes


Jornada Mundial de la Juventud 2011 en RTVE.es








RTVE.es

 

20.07.2013


El papa Francisco llega este lunes a Río de Janeiro para presidir la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud, a la que se espera que asistan en torno a dos millones de jóvenes del 23 al 28 de julio. Durante estas jornadas, el pontífice realizará 17 intervenciones públicas en la capital brasileña, entre saludos, discursos y homilías.


Esta es la primera JMJ de Jorge Bergoglio desde su elección como papa. También es su primer viaje internacional como sumo pontífice, en el que regresa de nuevo a su Latinoamérica natal.


Francisco ha calificado a las JMJ como "semana mundial de la juventud", por el gran número de participantes que se esperan. El papa ha animado a los jóvenes asistentes a buscar a traves de la fe "qué tienen que hacer con sus vidas y cuál es el camino que deben tomar".


Durante su estancia, Francisco no usará el papamóvil blindado, sino que lo sustituirá por un jeep todoterreno, en el que visitará un hospital para jóvenes indigentes, drogadictos y alcohólicos en Varguinha, comunidad situada en el complejo de favelas Manguinhos.


Para la semana están planificadas más de 600 actividades, entre las que se encuentran visitas a puntos turísticos emblemáticos y peregrinajes conocidos como "itinerarios de la Fe", que consisten en visitas guiadas a las 34 iglesias de la ciudad. En la agenda también se encuentran actividades de teatro, música, danza, exposiciones que presentan obras del Museo del Vaticano y un ciclo de 'CINE+FE'.


Brasil, expectante



Según el Secretario de Turismo de Brasil, Sandro Fernandes, con la visita del Papa, se estima que los casi dos millones de turistas inyectarán unos 539 millones de dólares en Brasil. Los gastos de hospedaje y alimentación se prevee que sumen más de 295 millones de dólares.


Guilherme Franco Netto, director del Departamento de Vigilancia Ambiental y Salud del Ministerio de Sanidad, ha recordado que los servicios sanitarios están preparados para identificar epidemias y actuar para garantizar el buen desarrollo de las JMJ.


Asimismo, el plan de seguridad ha previsto que un total de 14.000 policías velen por la seguridad de los jóvenes asistentes a la cita de Brasil, entre los cuáles se encuentra personal del Ejército, de la Fuerza Aérea, de la Policía Civil, Militarizada, Federal y de Carreteras, Cuerpo de Bomberos, Guardia Patrimonial y Guardia Suiza.


Francisco es el tercer Papa que visita Brasil. Juan Pablo II lo hizo en cuatro ocasiones y Benedicto, una.


La Jornada Mundial de la Juventud es la reunión bianual de jóvenes católicos de todo el mundo creada por Juan Pablo II en 1984. En ediciiones posteriores se ha celebrado en Roma (1985), Buenos Aires (1987),Santiago de Compostela (1989), Czestochowa (Polonia, 1991), Denver (EEUU, 1993), Manila (1995), París (1997), Roma (2000), Toronto (2002), Colonia (2005), Sidney (2008) y Madrid (2011).